Tema 5: Neuroanatomía.

El cerebelo compone el 10´5% del encéfalo. El cerebelo es un abultamiento que conecta con el troncoencefalo. En el cerebelo hay dos zonas características que son el vermis y los dos hemisferios cerebelosos que se localizan a los lados de la vermis.

El prosencefalo lo dividimos en diencefalo y telencefalo. El diencefalo se divide en tálamo e hipotálamo. En el telencefalo destaca los ganglios básales y los hemisferios cerebrales. El prosencefalo se desarrolla en varias fases. El telencefalo se origina mediante evaginacion del encéfalo hacia atrás y a cada lado. Estas vesículas siguen creciendo hasta entrar en contacto hacia atrás o región caudal. Recubren el telencefalo. En el diencefalo se forman tres ventrículos. En el diencefalo tenemos el tálamo e hipotálamo.

La corteza cerebral o telencefalica y el telencefalo basal son las dos partes del telencefalo. Los ganglios básales son núcleos que están en el telencefalo basal y se dividen en tres que son: caudado, putamen y el globo pálido. El núcleo estriado es la unión del caudado y el putamen. Los ganglios básales trabajan con otras unidades como son los núcleos subtalamicos que pertenecen al diencefalo y sustancia negra que pertenece al mesencefalo. Los ganglios básales componen el 2% del encéfalo.

El bulbo raquídeo aparece en el mielencefalo. El puente o protuberancia son estructuras que aparecen en la madurez en el mielencenfalo y metencefalo. La hipófisis es una glándula endocrina. El hipocampo y corteza cerebral o neocortex están en el telencefalo.

Esta entrada fue publicada en Neurobiología y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *