Tema 6: Neurohistología.

En cuanto al transporte pasivo tenemos al cloro que sigue a los iones sodio mediante canales con el fin de neutralizar las cargas, igual que otros aniones y el agua que pasa pasivamente para igualar la presión osmótica. Tenemos 150ml de líquido cefalorraquídeo, el cual es renovado entre 4 y 5 veces al día. El líquido cefalorraquídeo es reabsorbido de forma continua. Los ventrículos y el epéndimo tienen un sistema continuo. Los ventrículos se comunican por los poros y por el acueducto de Silvio que conecta el tercer y cuarto ventrículo. Cuando se obstruye un conducto se produce la hidrocefalia. La circulación de este liquido comunica los ventrículos con el espacio subaracnoideo mediante las cisternas, de las cuales destaca la magna que esta en el cuarto ventrículo que esta sobre el bulbo raquídeo y por debajo del cerebelo. Hay dos agujeros laterales denominados de Luschka y uno central denominado Magendie que comunican con el cuarto ventrículo. El liquido cefalorraquídeo pasa a las meninges procedentes de la región subaracnoidea. Las vellosidades aracnoideas absorben el líquido cefalorraquídeo, mediante los senos venosos de la duramadre. Estos senos están conectados por la vellosidad aracnoidea. El endotelio del seno venoso es una capa muy delgada al igual que las células de la lamina aracnoidea y el espacio subaracnoideo que conecta con el seno venoso donde se incorpora el liquido cefalorraquídeo pasando a la sangre.

La técnica de Nissl destaca los gránulos de Nissl, pero no se ve las prolongaciones. Es muy útil para el estudio de la degeneración neuronal. La técnica de golgí permite ver las prolongaciones neuronales viendo las conexiones. La microscopia electrónica puede catalogar a las sinapsis. En cuanto a las nuevas tinciones permiten ver moléculas presentes en el sistema nervioso. Hay dos procedimientos generales como por ejemplo el inmunocitoquimico que consiste en la unión de un anticuerpo a una célula y a este anticuerpo primario le unimos un anticuerpo secundario que suele llevar un fluorocromo que es detectado en el microscopio de fluorescencia. La hibridación in Situ demuestra la presencia de ARN concretos. Partimos de que el ADN puede unirse a la sonda. Estas sondas se pueden marcar con sustancias detectables. El seguimiento axonico consiste en el estudio de las conexiones del sistema nervioso.

Podemos hacerlo mediante dos métodos:

  • El marcado en el que introducimos una sustancia marcada que es introducida en el soma neuronal que puede transportarse por el axon y llegar al botón terminal al cual se denominamos transporte anterogrado y si va en sentido contrario es el transporte retrogrado.
  • Otro tipo de seguimiento axonico es mediante lesión. Practicamos una lesión en unos paquetes de fibras con lo que en primera estancia disminuye los gránulos de Nessl, la fibra se destruye. Seguidamente nace una ramificación que puede llegar a las fibras dando una regeneración o puede continuar atrofiándose la fibra muscular. Tanto si se produce la regeneración como si no se produce la regeneración aparecen grumos de Nessl.

La degradación anterograda es la destrucción desde donde se genera la lesión hasta el botón. La cromalisis retrograda es la desaparición de grumos de Nessl y todos los cambios en el soma.

Esta entrada fue publicada en Neurobiología y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *