Tema 6: Sistema muscular. IV


El movimiento comienza con el acetil colina. La contracción comienza cuando el calcio se une al complejo troponina-tropomiosina. La troponina cambia de conformación empujando a la tropomiosina para separarla de los sitios de activos, dejando libre a la miosina para que engarce los sitios de unión y se una la actina. El sitio activo tiene apetencia por el ATP. Para esta unión necesitamos ATP y magnesio. El ATP se utiliza para separar la miosina de la actina G. La miosina tira de la actina, la banda H se tapa y la banda I decrece. La miosina no cambia de longitud.
La teoría de la cremallera se basa en el ciclo de los puentes transversales. La miosina unida a la actina tiene una alta actividad ATPasa, cuando desaparece el complejo troponina-tropomiosina. Si se encuentran separados tenemos una baja actividad ATPasa.
Los ciclos de los puentes transversales se dividen en cuatro etapas: partimos de la etapa inicial en la que ya están separadas la actina y la miosina. En la miosina tenemos ADP mas Pi. Comenzamos el ciclo con la entrada de calcio, produciendo la unión de actina y miosina. Esto se activa gracias a la llegada del primer mensajero, acetil colina. Sal el ADP mas Pi. Aparece una alta afinidad la cabeza de miosina por actina. En la etapa tres entra el ATP y baja la afinidad de miosina por actina. Con esta unión se activa la ATPasa que esta en la cabeza de la miosina. El ATP se gasta porque se separan y comienza de nuevo el ciclo.
A este ciclo se une el ciclo del calcio. El calcio liberado se une a la troponina.
Esta entrada fue publicada en animal, esqueletico, fisiologia animal, movimiento, musculo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *