Tema 10: El telencefalo. XIII

En general, las áreas con estructura de isocórtex heterotípico granular (gran desarrollo de las capas II y IV) coinciden con áreas de análisis primario de cada una de las vías de transmisión transtalámica de información sensorial (visión, somestesia, oído y gusto). Están hiperdesarrolladas las capas de entrada. Las áreas con isocórtex heterotípico agranular (predominio de pirámides en todas las capas), coincide con áreas especializadas en el control motor. Están hiperdesarrolladas las capas de salida.

El sistema somatosensorial percibe estímulos externos e internos, que se encuadran dentro de cuatro submodalidades de la sensibilidad somática:

–Tacto: (presión + vibración)

–Sensaciones propioceptivas (información de los husos musculares, tendones,..)

–Dolor

–Sensaciones térmicas.

 

El tálamo se origina en el diencéfalo y es la estructura más voluminosa de esta zona. Se halla en el centro del cerebro, encima del hipotálamo y separado de éste por el surco hipotalámico de Monroe. Su localización es muy importante ya que si ésta sufriera algún daño no podríamos recibir ciertos estímulos, por este motivo está en el centro de nuestro encéfalo. Los estímulos sensoriales que llegan al cerebro, con excepción del olfato (debido a que las vías olfatorias se desarrollan en el embrión antes que el tálamo), deberán pasar previamente por el tálamo. Se trata de un derivado de unos 80 núcleos neuronales agrupados en territorios. Los estímulos dirigidos a la corteza cerebral son filtrados en el tálamo, quien decide si siguen o terminan su camino, calificándolos de triviales. Al estar conectado a la corteza cerebral, por la vía córtico-talámica son interconectores. Si hay una disfunción en el tálamo afecta a la corteza. La escala talámica es una característica muy general en el procesamiento y la transmisión de señales, ya sean sensoriales, de control motor o incluso asociativas, al córtex

Cada canal informativo diferenciado posee su propia estación en el complejo nuclear del tálamo y cada uno de estos núcleos talámicos proyecta a un área cortical específica.

La aferencia talámica suele incidir sobre la capa IV de córtex. La conexión talámica es muy precisa topograficamente (conexión punto a punto)

Hay un conexión reciproca cortico-talámica igual de precisa

Existe una minicoluma neuronal talámica por cada columna cortical

Los axones de proyección de la corteza y del tálamo son excitatorios (glutamatérgicos). Debe atravesar el territorio p3 del pretálamo. A su paso a través del manto de p3, las fibras disgregan las poblaciones de neuronas atravesadas, formando el núcleo reticular y el núcleo perireticular (del pretálamo) y les dan colaterales que estimulan a su neuronas inhibidoras GABAérgicas

Esta entrada fue publicada en Neurobiología y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *