Tema 10: Sentidos somáticos. Función receptora del huso muscular. Propioceptores I.


Los propioceptores son receptores son receptores del movimiento propios del cuerpo. Se da en dos tipos que son: los propioceptores I son del sistema muscular esquelético y propioceptores II es el vestibular. Los propioceptores I están en todo el cuerpo, mientras que el aparato vestibular esta en el oído interno.
El huso neuromuscular es la estructura fusiforme (forma de huso) que se encuentra en el músculo, compuesto por fibras musculares estriadas incluidas en una vaina de tejido conjuntivo. Se dividen por tener fibras intrafusales y fibras extrafusales. Esto informa de la longitud del músculo y la tensión. La porción receptora esta en la parte central, en la que existe poca miosina y actina. Este receptor es excitado por dos mecanismos que son: alargamiento del músculo en su conjunto o contracción del músculo en porciones finales. La información de ese músculo la capta las fibras nerviosas mielinicas del tipo a. Son fibras α y fibras del tipo III (β y γ). Se caracterizan por la terminación que pueden ser primarias (enrolladas en la fibra) y secundarias  (enrolladas muy poco en la fibra). Esta información llega a la corteza cerebral y se produce el movimiento mediante los músculos. La información se lleva mediante fibras del tipo Ia en extrafusales y del tipo γ en intrafusales.
El reflejo miotactico muscular es el reflejo como respuesta al estimulo muscular, el cual conlleva a una contracción que puede arrastrar el músculo sinérgicos. Si se produce un estimulo, se genera un movimiento constante. Hay dos tipos: dinámico y estático. El dinámico surge como potentes señales transmitidas tras el estiramiento generando una contracción involuntaria fuerte  y de corta duración. El reflejo tendinoso es un ejemplo. El estático es la generación miotactica dinámica y después se genera el estático que es más duradero y lento.
Esta entrada fue publicada en apuntes de biologia, fisiologia animal, sentidos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *